La insuficiencia cardíaca afecta a más de 2,4 millones de mexicanos