Desastres naturales por crisis climática aumentaron drásticamente desde 2019