EE. UU. exigirá a los viajeros un test negativo de 24 horas antes de su vuelo