Fortuna de los 10 más ricos se duplicó con el covid, mientras el resto del mundo empobrece