Tesla presume de tecnología propia en la carrera por el coche autónomo