Consumo de fibra ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer