La conquista, alejada de leyendas negras y rosas