La miopía puede ser hereditaria