Es la economía, Presidente