Con 47 grados, Hermosillo es la ciudad más caliente del mundo