¿No agachar más la cabeza ante Trump?