Erradicar la violencia contra las mujeres, un reto de todas y todos