¿Nadie va a renunciar por esta vergüenza?