A remate, el cuadro perdido de Diego Velázquez