Las parejas con hijos solo conforman un tercio de los hogares del mundo