Corrigen la restauración fallida de un San Jorge del siglo XVI