El "Meade" incrustado en la 4T