Porque la moda también puede ser arte.