PRI: A(M)lito y los entendimientos