Británicos hacen compras de pánico por temor al brexit