Una traición dolorosa y un robo de 2 millones