Sanidad vegetal, el orgullo de los agricultores sonorenses