Mérida, segunda ciudad más segura de América