Demócratas maniobran para evitar que Trump desvíe fondos para su muro