Efecto inesperado en la menopausia, y tiene que ver con tu orina