Europa también hace frente a una crisis económica