Lo creas o no, siempre habrá alguien para quien tus acciones sean un ejemplo a seguir