A veces hay que seguir caminando, incluso aunque se haya hecho de noche