Viajar a la playa te dará la dosis de felicidad que necesitas, y lo dice la ciencia