San Trump, el santo patrono de los gobernantes autoritarios y corruptos