Tres de cada 10 personas padecen dolor crónico