¿Gobernar en vivo y en directo?