El carácter de una persona está dado por el equilibrio entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace