Mercurio ofrecerá un raro espectáculo: desfilar frente al Sol