Astrónomo mexicano resuelve paradoja galáctica