Nueva política de asilo en Estados Unidos es "un paso atrás"