Tras cierre de laboratorio, México hará sus pruebas de dopaje en La Habana