Un vigilante de estallidos cósmicos en la ladera de un volcán mexicano