Freno al sector automotriz con el T-MEC