Ya pónganse a gobernar: cero empleos, Presidente