El genio de Federico Fellini, realidad y sueño