Nuevo proceso evita complicaciones prenatales en embarazos asistidos