¿Disfrutas estar a solas? Quizá es porque eres un genio