Una sonda desvela el mundo más lejano y antiguo del sistema solar