Diabéticos tienen tres veces más probabilidad de morir por COVID-19