La cultura, talismán y escudo