De cómo reclutan a los fanáticos y su destino