¿Por qué inversores están dispuestos a apostar en las pérdidas de Pemex?