12 millones de mexicanos perdieron su ingreso en abril por suspensión laboral