Dieta cetogénica. ¿Es tan efectiva como la pintan?